Últimos temas
» Según es el pájaro así es el nido. - Priv. Luca
por Luca Dunsany Hoy a las 7:33 pm

» Petición de Recompensas
por Luca Dunsany Hoy a las 7:07 pm

» Cierre de Temas
por Luca Dunsany Hoy a las 6:53 pm

» Petición de rol
por Alanis D. Cromwell Hoy a las 2:43 pm

» TRAVERS, Megan Lauren
por Megan L. Travers Hoy a las 5:57 am

» TRAVERS, Dustin Invictus
por Dustin I. Travers Hoy a las 3:00 am

» Petición de Puntos Especiales
por Nevermore ϟ Ayer a las 8:27 pm

» Registro de PB
por Dustin I. Travers Ayer a las 12:33 am

» Safe and Sound - Priv. Sirius
por Claire E. Bennet Vie Sep 22, 2017 11:49 pm

» Did you see my past or my future?| Gale Armstrong.
por Gale Armstrong Vie Sep 22, 2017 10:56 pm

» Registro de rango
por Valkoinen Skovgaard Vie Sep 22, 2017 10:26 pm

» Registro de Empleo
por Valkoinen Skovgaard Vie Sep 22, 2017 10:25 pm

» SKOVGAARD, Valkoinen
por Nevermore ϟ Vie Sep 22, 2017 8:43 pm

» ROUSSEAU, Laurent
por Nevermore ϟ Vie Sep 22, 2017 8:13 pm

» Ashwinder [Afiliación Élite]
por Invitado Vie Sep 22, 2017 1:25 pm

» Centro de Personajes
por R. Ivory Rowle Jue Sep 21, 2017 8:57 pm

» Registro de Sangre Pura
por Valkoinen Skovgaard Jue Sep 21, 2017 7:54 pm

» Becario para CCM
por Alessia D`lioncourt Jue Sep 21, 2017 2:24 pm

» Wands and Roses | Búsqueda de miembros
por Stefan R. Lupin Jue Sep 21, 2017 5:40 am

» Magia es Poder || Búsqueda de Tramas
por Balthazar Grant Miér Sep 20, 2017 10:19 am


GUNNARSDÓTTIR, Willow

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

GUNNARSDÓTTIR, Willow

Mensaje por Willow L. Gunnarsdóttir el Mar Ago 15, 2017 11:23 am

Ministerio Británico de MagiaCiudadano Mágico

Willow Gunnarsdóttir


Willow Lúna Gunnarsdóttir 31 de agosto de 2025 (15 años) Akureyri, Islandia Semi-sirena Mestizo

Sin escolarizar Incorpóreo Espectador Ninguna Emma Laird

Datos Familiares


Gunnar Kristjánsson / Durmstrang / 56 años / Farero Desconocida / Sirena


Historia




Hace quince años y en un pequeña población marinera cercana al círculo polar ártico nació una pequeña por entonces sin nombre. No fue hasta que alguien que pasaba por el puerto escuchó unos sonoros llantos procedentes de uno de los diversos barcos allí amarrados, despertando las señales de alarma. La recién nacida había sido abandonada, pero no había sido dejada en aquel barco por casualidad.

Si bien el dueño de la embarcación no tenía culpa de lo sucedido no pudo evitar interesarse por la niña e incluso visitarla unas cuantas veces en el hospital donde la estaban revisando y tratando de dar con la identidad de sus progenitores. Pero no fue hasta que una noche de luna llena, aquel hombre lo entendió todo: Él era el padre y, por supuesto, no se veía capaz de mirar hacia otro sitio y desentenderse por muy extraña que fuera la situación. Aún recordaba a aquella sirena que había conocido casi un año atrás, pero lo último que hubiera pensado era que la criatura había quedado embarazada. Y es que no por nada había desaparecido sin dejar rastro, restándole importancia al no haber sido nada serio. Sin embargo, aquella sirena no podía hacerse cargo del bebé. ¿Cómo iba a hacerlo, si la niña sólo se convertía los días de luna llena? Recordando el barco del por entonces pescador, regresó a la ciudad para dejar sobre la popa de la misma a la criatura.

Hizo todo lo posible para adoptar a la niña, sin revelar nunca la historia original y sin mencionar que en realidad era el padre biológico. Al fin y al cabo él hacía años que había abandonado el mundo mágico en busca de tranquilidad en el mundo muggle, por lo que veía imposible que creyeran su versión de los hechos. Así fue como, a pesar de la extrañeza de lo ocurrido en luna llena, permitieron que el hombre quedara a cargo de la niña. Fue entonces cuando oficialmente pasó a llamarse Willow, al igual que la embarcación del pescador.

Se crió apartada de los humanos, acostumbrándose a no socializar demasiado más allá que con su padre. Fue por entonces que se aficionó a la lectura, a la Astronomía y la fotografía; todo actividades que no requirieran el tener que interactuar con otras personas. No tardó demasiado hasta que las habladurías recorrieron el pueblo, creando diversos rumores sobre los Gunnarsdóttir: Que si la niña tenía una extraña enfermedad, que si Gunnar era un mal padre por apartar a la niña del resto de infantes, etc. Pero la inquietud llegó cuando varios vecinos comenzaron a asegurar haber visto al hombre abandonando a la niña en el puerto con cierta regularidad. Se trataba de los días de luna llena, días en los que la pequeña de cabellos cobrizos sufría una transformación, pero aquello era imposible de explicar a la comunidad muggle. Tan rápido como pudo buscó información sobre lugares seguros para criaturas mágicas y no tardó en encontrar la respuesta: Bryneira.

A pesar de la distancia con su tierra natal, padre e hija hicieron las maletas para dirigirse a la península de Lleyn, en Gales. Sorprendentemente fueron rápidamente acogidos en dicha población mágica y, por primera vez en mucho tiempo, ninguno de los dos se vio obligado a esconderse del resto. Pero el carácter naturalmente huraño de Gunnar hizo que casi en el momento de enterarse que un puesto de farero en un lugar cercano llevaba años sin ser ocupado se ofreciera para el cargo. De esta forma terminaron ocupando el faro de Bardsey, en la pequeña isla de mismo nombre, como nuevo hogar.

En el momento de la mudanza la niña contaba ya con siete años, pero no le fue difícil acostumbrarse a la vida en Gales. Solía pasar los días en Bryneira, descubriendo a diario algo nuevo sobre las criaturas mágicas que allí habitaban, para por la noche regresar al faro junto a su padre. Y aunque estar entre personas cercanas a su condición le agradaba, más le gustaba pasar tiempo en el faro, donde construyó con ayuda de Gunnar un pequeño observatorio en una de las zonas más altas de la edificación. Ahora sí, y aunque sin auroras boreales presentes en el firmamento, podía decirse que se sentía como en casa.

Los años transcurrieron, ayudando cada vez más en la reserva de Bryneira, donde cada día que transcurría se sentía más cómoda. Debido a su corta edad no podía decirse que trabajase allí, pero si que ella misma se consideraba ayudante y aprendiz en dicho lugar. Podía decirse que estaba en su salsa: Lejos de interacciones sociales, pero cerca de criaturas mágicas que parecían congeniar con ella mejor que ningún humano. Seguramente esta sea una de las razones por las que podría decirse que tiene altos conocimientos en criaturas mágicas, incluso algunas más que alguien de su misma edad que estuviera cursando estudios en Hogwarts.

Y, hablando del colegio mágico, fue en el año actual en el que recibió la noticia de que el próximo curso los seres como ella podrían acceder al castillo. Si bien no es un idea que le haga demasiada gracia, tampoco mostró intención nunca de rebelarse. Son sólo dos años, intenta pensar cada vez que se acuerda, aunque le sigue pareciendo una mala idea el encerrarse en un castillo rodeada de personas en el que tener que aprender magia, teniendo en cuenta su nula experiencia a la hora de realizar conjuros y encantamientos.


Otros datos




❃ Intenta disimularlo desde que llegó a Reino Unido, pero tarde o temprano su acento islandés hace acto de aparición.
❃ Aunque sus primeros años de vida los pasó en el mundo muggle, no conoce demasiado del mismo al haber vivido apartada de la sociedad. A si mismo, tampoco tiene conocimiento de muchas cosas del mundo mágico, al haberse centrado más en conocer detalles de las criaturas que del mundo que les rodea durante sus años en Bryneira. Podría decirse que se encuentra en un limbo, sin poder sentirse parte del mundo muggle pero tampoco del mundo mágico.
❃ No ha tenido varita hasta este mismo verano, en el que no le quedó otra que adquirir una ante la noticia de que las criaturas como ella accederían a Hogwarts el siguiente curso. Nunca le agradó demasiado la parte de realizar hechizos, por lo que tan rápido como adquirió la varita la guardó dentro del baúl, temerosa a no saber cómo controlar su magia.
❃ Es una gran amante de la Astronomía, además de la Alquimia y la Astrología. A pesar de que esta última es considerada una creencia seudocientífica, esto no ha hecho que ella deje de creer en los signos zodiacales o el poder que ejercen los planetas en cada uno de los signos. Incluso cree fervientemente en el poder y la energía de la piedras, los cristales o los cuarzos. Además, en general, se siente muy en sintonía con la naturaleza y con los distintos elementos.
❃ Consiguió conocer a unos pocos centauros al poco de mudarse a Bryneira, quienes le enseñaron mucho sobre Astronomía. Aún es el día de hoy que guarda dichos conocimientos como oro en paño, poniéndolos en práctica o estudiando sobre ellos siempre que puede en su pequeño observatorio en lo alto del faro.
❃ Es vidente, aunque no ha practicado demasiado dicha habilidad. Casi siempre que una visión intenta aparecer, ella se concentra en bloquearla más que en intentar buscar detalles dentro de la misma para entender la predicción.
❃ Willow es probablemente una de las muchachas más tranquilas y serenas que puedan existir. Incluso, en la mayoría de ocasiones, tiene un aire ido como si su mente permaneciera aislada de lo que ocurre a su alrededor. Esto sumado a su torpeza y su poca experiencia a la hora de relacionarse con otras personas hace que en muchos casos sea considerada una niña un tanto excéntrica.




avatar
Híbrido
Híbrido
Mensajes : 16
Mensajes : 16

Volver arriba Ir abajo

Re: GUNNARSDÓTTIR, Willow

Mensaje por Duendecillos el Mar Ago 15, 2017 12:03 pm

Ficha aprobada

Puedes pasar a realizar tus registros. ¡Bienvenido a NevermoreRPG!

avatar
Administración
Administración
Mensajes : 762
Mensajes : 762

Volver arriba Ir abajo

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba

- Temas similares

 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.