Últimos temas
» Anuncio XXIII. Segunda Semana de Adviento
por Gale Armstrong Hoy a las 9:55 pm

» Did you see my past or my future?| Gale Armstrong.
por Gale Armstrong Hoy a las 9:46 pm

» Petición de rol
por Arabella Notunder Hoy a las 8:13 pm

» Semi-finales: Chernobyl Carrow vs. Varik Skovgaard
por Juliet H. Frost Hoy a las 4:47 pm

» Semi-finales: Alya Malfoy vs. Alexiane Belcourt
por Juliet H. Frost Hoy a las 4:46 pm

» Petición de Puntos Especiales
por Gerard H. Lascelles Ayer a las 11:35 pm

» Cierre de Temas
por Duendecillos Ayer a las 9:52 pm

» Petición de Recompensas
por Nixie E. Saberhagen Jue Dic 14, 2017 5:30 pm

» Hard-working people... Like a Hufflepuff
por Sirius N. Potter Jue Dic 14, 2017 5:10 pm

» I'm nor your typical girl (0/5)
por Meredith Dabney Jue Dic 14, 2017 5:07 am

» Registro de Apellido
por Duendecillos Miér Dic 13, 2017 1:23 pm

» Registro de PB
por Duendecillos Miér Dic 13, 2017 1:23 pm

» Registro de Cursos
por Duendecillos Miér Dic 13, 2017 1:23 pm

» Bensoit, Emma
por Duendecillos Miér Dic 13, 2017 12:15 pm

» La manada y familia Cromwell [3/5] [1/¿?] [0/3]
por Alanis D. Cromwell Miér Dic 13, 2017 6:38 am

» [Búsqueda] Modern Love
por Cristian Scavo Miér Dic 13, 2017 12:11 am

» Temas Libres
por Cristian Scavo Miér Dic 13, 2017 12:10 am

» Demystify
por Claire E. Bennet Mar Dic 12, 2017 11:56 pm

» Registro de Sueldos
por Nevermore ϟ Mar Dic 12, 2017 11:54 pm

» Registro de Empleo
por Duendecillos Mar Dic 12, 2017 10:42 pm


Safe and Sound - Priv. Sirius

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

Safe and Sound - Priv. Sirius

Mensaje por Claire E. Bennet el Sáb Ago 05, 2017 6:33 pm

Con el cepillo de dientes aun entre los labios, Claire abrió la puerta del baño desde el interior e hizo un gesto con su mano libre, como si invitara a alguien a salir de allí. Unas pisadas húmedas en la madera delataron la presencia de una criatura invisible, la cual era perseguida por cuatro patitos que casi le pisaban los talones aun cuando ni siquiera podían verle. La mirada de la chica siguió las pisadas hasta ver cómo estas estropeaban la alfombra y se dirigían debajo de su cama. Tras soltar un bufido de resignación, regreso al lavabo para terminar de asearse la boca y el rostro. Aquello no era nada nuevo. Una vez más, su Demiguise había adoptado un animal (que solo el sabia como había encontrado) y usaba su bañera como estanque.

--- No puedes seguir haciendo lo mismo, Nabu --- Declaro, cogiendo su toalla para secarse el rostro y luego deslizar la vista hacia la bañera llena de agua y el piso cubierto de toallas. Negó con la cabeza varias veces. --- El estanque esta abajo ¿sabes? Abajo --- Le recordó en un regaño que no era tal. No podía molestarse con la naturaleza protectora y maternal de su criatura. Quien sabe, probablemente esos patitos no tenían a nadie más…

Tras terminar su aseo, vacío la tina y cogió un par de las toallas del piso para regresar a su habitación.

--- Si papá te pesca de nuevo, ya no te dejara dormir en casa y volverás a vivir en la reserva. Y no queremos eso, ¿verdad? --- Sin dejar de hablar, la pelirroja tomo asiento en un taburete frente a su cama y extendio amablemente un paño hacia la obscuridad bajo del lecho. Unas manos peludas se hicieron visibles y le aceptaron. --- Sal de ahí. Te ayudare a secarte. --- Los enormes ojos amarillos de la criatura se asomaron para ver a su ama y luego, con cierta cautela, saco todo su cuerpo húmedo para erguirse cual alto era. Como lo había prometido, Claire le ayudo a secarse por completo. Finalmente le extendió otro paño seco. --- Ahora cuida que tus hijos no se enfríen, ¿Quie…? --- Paro de hablar. Los ojos del Demiguise, que hacia un instante eran amarillos, se tornaron profundamente azules. Estaba teniendo una visión y Claire respetaba esos instantes con profunda admiración… No duro más que un par de segundos en volver en sí. Nabu sacudió su cabeza, se fijó en la ventana y rápidamente le arrebato a Claire la toalla de sus manos para salir corriendo de la habitación. Los patos le siguieron en el acto.

¿Qué había pasado?, ¿Qué había visto? Claire se incorporó, se abrocho el lazo de su bata para dormir y se acercó a la ventana. En ese instante escucho la voz de Sirius a través del espejo que descansaba sobre su escritorio. ¿Sería posible que…? Tomo el espejo con una cautela similar a la de su demiguise.

--- ¿Sirius...?


Habitación de Claire:



_________________


avatar
Mestizo
Mestizo
Mensajes : 204
Mensajes : 204

Volver arriba Ir abajo

Re: Safe and Sound - Priv. Sirius

Mensaje por Sirius N. Potter el Sáb Ago 05, 2017 7:41 pm

La luz en su habitación se había apagado hacía hora y media y en todo ese tiempo Sirius no había hecho otra cosa que perder la mirada por la abertura en el techo y pensar. Tenía muchas cosas en la mente, ninguna de ellas apaciguaba su espíritu naturalmente inquieto o le daba algo de paz a su cuerpo que necesitaba un descanso cuando su mente era incapaz de apagarse y dormir.

Había intentado mostrarse desenfadado y no preocupar más de la cuenta a sus seres queridos. Todos se habían mostrado decididos a ayudarlo. Su madre no dejaba de recitar leyes que podrían favorecerle como una posesa y su padre le pedía que mintiera o aparecía cada día con una nueva excusa que pudiera ayudarlo a librarse de Azkaban. Lyssandra despotricaba contra la justicia, Merlín y quien hiciera falta, jurando y perjurando amenazas distintas para todos si acaso pensaban enviarlo a prisión y Kath le enviaba lechuzas incesantemente al abuelo para que lo librara de todo, como si acaso fuera capaz, como si se tratara de una deidad. Sus amigos, sus Merodeadores, ellos incluso ideaban un escape magistral con un plan B, C, D y las letras que hicieran falta. Alex incluso había jurado que huiría con él en el peor de los casos. ¿Qué les pasaba a todos? ¿Qué le pasaba a él? ¿Por qué de pronto todo eso lo molestaba? ¿No debería hacerlo sentir bien tanta preocupación?

Se sentía nuevamente encerrado en un muro, queriendo salvar lo importante pero viendo de forma inevitable como los que más amaba siempre regresaban a salvarlo a él. Era desquiciante, frustrante y lo hacía sentir muy miserable.

Cubrió su rostro con la almohada y ahogó un grito silencioso. Estaba harto de todo eso, cansado de no dormir y de que todo el mundo le recordara que podía ir a prisión pero fundamentalmente estaba muriendo por dejar salir todo el miedo que le causaba la idea de estar encerrado en Azkaban. Era la primera vez en meses que se sentía tan indefenso como un niño.

Rodó sobre su cama, todavía sintiendo el grito cerrando su pecho y agitando su respiración. No sabía qué hora era exactamente pero no había ruidos procedentes de los pisos inferiores así que asumió que era tarde. Tragó saliva con el afán de aliviar el nudo en su garganta y se incorporó, tomó la escoba que reposaba en un rincón de su habitación, su morral con sus pertenencias más preciadas y desapareció.

Volvió a aparecer en una calle vacía perfilada por hermosas casas con altos tejados. Por la noche Hogsmeade era todavía más pintoresca. Las luces de algunos faroles iluminaron su andar distraído mientras avanzaba descalzo por la calle principal sin saber bien hacia dónde, quizá hacia Hogwarts, quizá hacia la Casa de los Gritos… En realidad se había aparecido sin saber bien dónde estaba y no prestó atención a su entorno hasta que un gato se cruzó en su camino, corriendo con prisas como si la misma muerte corriera detrás. Se detuvo, observando a su alrededor, notando un murmullo procedente de un punto indeterminado a su izquierda, el Cabeza de Puerco estaba abierto pero no tenía ganas de entrar…

Dio una patada al suelo tras montar en la escoba y alzó el vuelo. ¿Qué tan lejos debía ir para ser libre? Para dejar atrás todo aquel asunto... Si alguna vez decidiera regresar, ¿ella lo recordaría?

Al formular esa inquietud notó que volaba hacia la reserva y no hacia el colegio, como habría creído en un principio. Sobrevoló el lugar con el estómago contraído por la ansiedad y el miedo. ¿Qué hacía allí? No supo responder a esa interrogante, que se sumó a las miles de preguntas que alborotaban su mente esa noche. Descendió trazando un amplio círculo y extrajo un pequeño espejo del interior del morral, mirándolo sin pronunciar ningún nombre, sintiéndose incapaz.

Sirius Potter, ¿dónde quedó todo tu valor?

–Claire... –Su voz fue apenas un susurro más alto que el sonido de la noche. –¿Estás ahí, Fénix Llorón?– Una sonrisa estiró sus labios sin conseguir formarse del todo. –Te... –"Te necesito", quiso decir, pero las palabras se hicieron aire en su boca y desaparecieron.

_________________



Patronus (Yasei <3):
Cosas de Sirius:



avatar
Mestizo
Mestizo
Mensajes : 840
Mensajes : 840

Volver arriba Ir abajo

Re: Safe and Sound - Priv. Sirius

Mensaje por Claire E. Bennet el Sáb Ago 05, 2017 9:38 pm

Como siempre sucedió, una sonrisa autentica broto en sus labios cuando reconoció el semblante del castaño. No dudo en levantar sus manos, al menos lo suficiente para situar el espejo a la altura de sus ojos. Fue entonces cuando le dedico una mirada fulminante que no se mantuvo más de medio segundo.

--- Ese apodo es terrible. ---  Le reprocho, transformando su sonrisa en un gesto más resignado. --- Pero no puedo decir que no sea apropiado. ¿Está todo bien? ---… Por supuesto que no lo estaba, pero la pregunta había sido involuntaria.  --- Debes estar nervioso por lo de mañana… ¿No puedes dormir? --- Continúo hablando, dedicándose a analizar la expresión del otro con mayor atención. Su frente estaba arrugada, demostrando un deje de preocupación, mientras que sus labios se movían en un vaivén aprensivo. Cuando volvió a hablar, pareció dejar una frase al aire, incapaz de terminarla.

En esos momentos lucia muchos más alterado de lo que había admitido estar hace unos días atrás, cuando se habían visto en una cafeteria para hablar acerca de la citación y el juicio próximo a realizarse. ¿Sería que la situación no estaba tan controlada como había jurado que estaba?

Una repentina brisa agito sus cabellos, revelando que el chico se encontraba en algún lugar a la intemperie.

--- ¿Dónde estás, Sirius? --- Claire recordó la manera tan abrupta en la que había escapado su demiguise y volvió a mirar hacia la ventana. Alargo los brazos para abrirla y no tuvo que buscar demasiado para reconocer la figura del Gryffindor a medio campo abierto, recortado por la luz plateada de una luna demasiado brillante. --- ¿Qué haces ahí? --- Pregunto desde lo alto, apoyando sus manos en el escritorio y parándose de puntas para asomarse mejor. Considero la posibilidad de bajar a buscarlo, pero entonces recordó que su padre dormía en una alcoba cercana a la entrada. Despertarlo a esas horas para recibir a una visita no era una opción. Por fortuna, Sirius nunca salía sin su escoba. Resuelta, le hizo un gesto con su mano para que entrara y se dedicó a apartar algunos objetos (Un libro con flores de manzanilla entre las páginas y varios retratos) de la superficie del escritorio.

Las aves durmientes que estaban pintadas en su techo, parecieron agitarse entre sueños…

_________________


avatar
Mestizo
Mestizo
Mensajes : 204
Mensajes : 204

Volver arriba Ir abajo

Re: Safe and Sound - Priv. Sirius

Mensaje por Sirius N. Potter el Sáb Ago 05, 2017 10:49 pm

Solo con aparecer aquella sonrisa se sintió mucho más ligero y ni siquiera al verla desaparecer después en un gesto de reproche lo abandonó la sensación de alivio que experimentó. Alzó las cejas intentando parecer ofendido por la indignación de la otra.

–Creí que a ambos nos gustaban los Augureys… –Le espetó en un tono que intentaba ser casual pero que seguía teñido por la ansiedad.

Si acaso había recuperado algo de su buen humor natural escucharla preguntarle por su situación, recordarle la audiencia y además, querer indagar en su estado de ánimo e incluso adivinarlo fue como un gran golpe en el estómago. Se sorprendió de no caer de la escoba y que solo se manifestara su desagrado en una mueca.

Por favor, ¿tú también?

No importaba a dónde fuera, si había alguien que apreciara desde luego estaría preocupado por el juicio. A veces Sirius lamentaba que lo temieran incluso más que él. Comenzó a arrepentirse por haber aparecido allí y durante unos segundos intentó recordar en qué momento había tomado una decisión tan estúpida. Tantos días intentando que no se preocupara, tantas veces asegurando que todo estaría bien…

Eres un idiota, uno en proporción de dragón.

Una ráfaga de viento le alborotó el cabello, arrastrándolo desde el oscuro interior dentro de su mente hacia el exterior, donde estaba él, frente a una ventana iluminada que le arrancaba dolorosos latidos a su corazón.

La pregunta de la chica lo tomó por sorpresa. Miró a su alrededor, intentando pensar una respuesta o una forma de disimular el sitio, preguntándose si acaso podría apreciar las montañas en el paisaje con esa oscuridad. No estaba seguro de querer ser visto, de que lo viera así, de poder pretender ser tan fuerte o valiente como juraba ser. No estaba seguro de querer que ella lo viera siendo tan poco él. Le daba vergüenza, le daba pena y le daba rabia también.

No tuvo oportunidad de esconderse o alejarse porque la ventana se abrió y la pelirroja asomó del otro lado, iluminada por la calidez del interior. Puede que hace unos instantes pensara en alejarse pero en ese momento no deseaba nada más que lo contrario. Obedientemente se acercó con lentitud, como si se adentrara en el Bosque Prohibido o la Cámara de los Secretos…

–N-No lo sé. –Admitió. –Llegué aquí sin proponérmelo… –Sabía que era un poco extraño cruzar todo el país sin querer pero a él le parecía que estaba siendo sincero. –Creo que solo quería… –No, tampoco sabía lo que buscaba, aunque ahora que la tenía frente a él podía entender que no se había equivocado. Voló hacia el interior con destreza, haciendo flamear las cortinas que decoraban la ventana de su amiga; sus pies tocaron el suelo, posándose sobre una alfombra en medio de la habitación. Recorrió el recinto con la mirada, sintiéndose un poco incómodo al regresar aquella idea de que no debería estar allí. Suspiró antes de intentar dar una explicación. –Creo que solo buscaba olvidarme de la maldita audiencia.

_________________



Patronus (Yasei <3):
Cosas de Sirius:



avatar
Mestizo
Mestizo
Mensajes : 840
Mensajes : 840

Volver arriba Ir abajo

Re: Safe and Sound - Priv. Sirius

Mensaje por Claire E. Bennet el Lun Ago 07, 2017 10:38 pm

Me gustan los Augurey. Es mi propia persona la que no me agrada tanto…” Pensó Claire, pero no se atrevió a exteriorizar el comentario, aun cuando este era una respuesta directa a las palabras del otro. Levanto la vista para observar como Sirius se adentraba volando en su escoba hasta el interior de la alcoba. Su aterrizaje fue sigiloso e impecable, muy propio de alguien que solía rondar abajo de una capa de invisibilidad durante gran parte del año.

Era extraño ver a un individuo irrumpiendo la armonía de su habitación. Las visitas no solían llegar al segundo piso. Vamos, ni siquiera Gale había estado alguna vez allí. Que la primer persona, mas allá de su padre y sus criaturas, se tratara de Sirius hacia que la situación se tornara todavía más curiosa… la hacía sentir nerviosa. Era como descubrir una nueva clase de intimidad. Una muy distinta a la que ya había compartido con el castaño.

Claire dejo el espejo junto al resto de las cosas que había apartado del escritorio, cerro cuidadosamente la ventana y se acercó a su visitante nocturno. Asintió a sus palabras, comprendiendo su inquietud y sintiéndose una tonta por no haberse dado cuenta antes de ello… por supuesto que Sirius estaba asustado. ¿Cómo no lo había notado antes?, ¿Cómo se había dejado engañar por su actitud arrogante y autosuficiente? Había creído cada una de sus bromas, convencida de que si él no estaba preocupado, entonces su padre tenía razón al creer que el asunto solo era administrativo, y que bastaría con una disculpa formal y un registro.

--- Viajaste de muy lejos para que yo te la recordara… Lo siento. --– Dijo la pelirroja, disculpándose por eso y por su falta de suspicacia anterior. Luego  rodeo su cuello y lo estrecho contra su cuerpo. --- No tenemos que hablar de ello… --- Susurro a su oído, apartándose para verle. Hasta ese momento noto que iba descalzo. ¿Por qué siempre estaba descalzo en los momentos de crisis? --- Estas muy frio… ¿quieres un poco de té para entrar en calor? No tardo nada en traerlo.

_________________


avatar
Mestizo
Mestizo
Mensajes : 204
Mensajes : 204

Volver arriba Ir abajo

Re: Safe and Sound - Priv. Sirius

Mensaje por Sirius N. Potter el Mar Ago 08, 2017 12:34 am

Su atención dejó de revolotear de forma inquieta por la habitación para enfocarse en ella. Por unos instantes creyó ver reflejada la incomodidad que él mismo sentía en aquellos hermosos ojos verdes. La siguió con la mirada cuando ella dejó el espejo en el escritorio y un sentimiento de cálido regocijo vibró en su pecho al ver que aún lo conservaba a mano. Luego de cerrar la ventana el sonido de la noche exterior se apagó. Allí dentro todo era más silencioso.

Sin dudas no esperaba que se disculpara. ¿Por qué siempre tenía que estarse disculpando? ¡No más disculpas, Claire! Lo había dicho ella una vez…

--¿Qué…? No… Yo no… --Pero no pudo pensar una réplica a tiempo. --No era un reproche… --Susurró, encogiéndose un poco y hundiendo el rostro en el cuello de la pelirroja mientras ella le susurraba al oído. Sonrió, muy a su pesar y aferró su mano para impedir que se alejara. --No, no. Estoy bien, solo… No esperaba… No sabía hacia dónde iba... --Eso último tenía el sabor de una confesión pero no lograba entender por qué. --No necesito té, solo no podía dejar de pensar… Ni dormir. Lo siento, Claire, no sé por qué vine a tu casa particularmente. No debería estar acá. --Tragó saliva sintiendo que se arrepentiría por preocuparla después. Era lo último que había querido que sucediera. ¿En qué estaba pensando? Bueno, eso era más sencillo de identificar. --Quería verte antes del juicio… Por si…

¿Cómo podía terminar esa frase? Ni siquiera él era capaz de pronunciar su sentencia porque verbalizarla se le antojaba similar a rendirse y eso no tenía cabida en su protocolo. Se sentó en el suelo, sobre la alfombra llena de rastros de pisadas de algún animal, las siguió con la mirada y notó que se perdían bajo la cama. Se sintió un poco como una de esas extrañas mascotas en busca de la chica. No sabía lo que buscaban esos seres en Claire pero tampoco lo que quería él.

--¿Puedo estar aquí…? ¿No me pondrán en otra lista por esto o sí?

_________________



Patronus (Yasei <3):
Cosas de Sirius:



avatar
Mestizo
Mestizo
Mensajes : 840
Mensajes : 840

Volver arriba Ir abajo

Re: Safe and Sound - Priv. Sirius

Mensaje por Claire E. Bennet el Mar Ago 08, 2017 5:34 pm

La pelirroja avanzo hacia la puerta, más que dispuesta a bajar –lo más silenciosamente posible- a la cocina para buscar una tetera y un par de tazas. Sin embargo la mano de Sirius sujetando la propia no le dejo dar paso otro. Con cierta vacilación, sus ojos observaron la puerta entreabierta y luego se deslizaron hacia el rostro del gryffindor… contuvo el aliento al hacerlo, aguardando porque terminara alguna de sus oraciones, pero no obtuvo más que un par de balbuceos temerosos e inquietos. No pudo evitar tragar saliva, cada vez más contagiada de los nervios ajenos conforme pasaban los segundos. Si Sirius no controlaba la situación, si su familia no lo hacía, si el juicio no era un protocolo sino una verdadera y posible condena, eso significaba que existía una posibilidad de que en unas horas el fuera enviado a azkaban y que ese fuera su último encuentro…

¿Ir a Azkaban por haber arriesgado su vida para proteger a los suyos? Eso no era justo… ¡No lo era!

Claire apretó su mano y regreso de nuevo hacia él. Esbozo una pequeña sonrisa que bailaba entre la alegría por verle y el miedo a perderle, finalmente ese gesto se amplió, alimentado por una repentina risa silenciosa al ver como Sirius ignoraba su cama o su taburete y tomaba asiento sobre la alfombra.

Sin soltar su mano, ella se sentó a su lado, pero en el taburete, y jalo una frazada blanca de la cama para cubrir sus hombros con ella.

--- Te sorprendería saber que, a diferencia de la reserva, no tenemos muchas reglas en esta casa… aun así, no estoy segura de que esto haga muy feliz a mi padre, así que intentemos no despertarlo ¿de acuerdo? --- Pidió, soltando finalmente su mano para revolver su melena. Lo miro por un instante, sin saber qué hacer… quería abrazarlo una vez más, pero temia asustarlo.

En sus propios momentos de ansiedad, ella solía dedicarse a armar posibles planes de contingencia, pero estaba segura de que el castaño ya tenía más de una docena de ellos y, como le había dicho momentos antes, no quería hablar más del tema… era frustrante, porque a ella misma no se le ocurria hablar ni pensar en ninguna otra cosa. Tuvo que pasear la mirada por la habitación para que se le ocurriera algo distinto. --- Tengo una idea.

Se levantó del taburete y se dirigió a la puerta de la habitación para cerrarla con seguro. De paso, recogió una mochila que colgaba de la percha. La abrazo contra su pecho y se sentó en la alfombra, junto a Sirius, tomando su brazo para que este rodeara sus hombros y la cubriera también con la frazada.

--- En el colegio empezamos una lista. ¿Recuerdas? De las cosas que haríamos…--- Hablo, mientras abría su morral y buscaba su libreta. --- No la hemos terminado. --- Saco un cuaderno forrado de hojas de otoño y lo abrió por la mitad. Saco una pluma muggle y se la llevo a los labios para morderle con gesto nervioso. --- Lo último que escribimos fue…


_________________


avatar
Mestizo
Mestizo
Mensajes : 204
Mensajes : 204

Volver arriba Ir abajo

Re: Safe and Sound - Priv. Sirius

Mensaje por Sirius N. Potter el Jue Ago 10, 2017 9:43 pm

En ese instante podría haber jurado que ser vetado del dormitorio de Claire, del hogar de los Bennet o recibir un castigo que le impidiera verla a sus anchas le resultaba más desesperanzador que una posible condena a Azkaban. No tenía sentido pero la idea de que lo echaran de allí logró lo que muchos docentes habían intentado inútilmente durante años: que Sirius Nimbus Potter pensara en comportarse.

Sonrió de lado cuando lo cubrió con una manta, preguntándose si de verdad estaba tan frío o solo era ella intentando hacer algo para distraer la atención. No sentía frío, a decir verdad, casi que podría pasarse toda la noche merodeando por las calles de Hogsmeade o volando en escoba. Se preguntó si podría visitar el colegio con una punzada de nostalgia pero su idea fue interrumpida por la voz de Claire.

–No puedo explicarme por qué eso le molestaría… –Aventuró con humor, manteniendo la mirada fija en ella unos instantes, al menos hasta que ambos se quedaron en silencio.

No era un silencio exactamente cómodo pero tampoco deseaba interrumpirlo. Se concentró en recorrer la habitación con la mirada, ahora que se detenía a observar los detalles trazados en las paredes le resultaba un lugar encantador. A Claire realmente le gustaban las aves, seguramente aquellos diseños llevaban allí mucho tiempo, ¿los habría dibujado ella? Se preguntó por qué no dibujó una de aquellas aves en la torre, habría sido mucho más… Claire.

Al dirigir la mirada hacia ella nuevamente notó que, al igual que él, también la deslizaba por la habitación. Sonrió, seguramente buscaba algo que decir y él, mientras tanto solo curioseaba como era su naturaleza.

Arqueó las cejas, manifestando su sorpresa al romperse el silencio con la manifestación de una idea. Siguió a la pelirroja con la mirada, notando que llevaba puesta una bata que a opinión del mago le quedaba mejor que el uniforme de Gryffindor… Y eso ya era decir.

Frunció el ceño al verla pasar el seguro a la puerta, primero que nada porque eso no podría detener a un padre mago enojado –aunque no le sorprendería que en esa casa se respetara la privacidad, en la suya no habría servido– y en segundo lugar porque encerrarlos allí resultaba un poco sugerente. Desde luego no lo dijo, realmente no creía que esa fuera la idea que Claire tenía en mente. Desde aquel día posterior al duelo contra su hermana y el escándalo en el Gran Comedor, desde aquella noche en los pasillos luego del toque de queda y de haberla encontrado esperándolo tras un día de invisibilidad, Sirius no había vuelto a besarla… Ni lo había intentado. Puede que no entendiera todas las señales femeninas pero sí le había quedado claro que no debía volver a hacerlo.

Retuvo un suspiro de resignación y la observó regresar con su mochila para ubicarse a su lado. Respondió con una sonrisa cuando ella lo guió para envolverse con él en la manta y dedicó su atención a lo que tenía entre manos. No demoró mucho en comprender de qué se trataba.

Los músculos de su espalda se tensaron cuando sus pulmones se llenaron de aire en una profunda inspiración. Todavía sonreía cuando, sin vacilar, soltó la respuesta.

–¡Los fiordos! –Inmediatamente recordó que debía hacer silencio. –Los fiordos. –Susurró, a sabiendas de que no era eso lo que había anotado allí, Claire seguía sin convencerse de que saltar de un acantilado fuera la mejor idea para el viaje. Él reconocía que era un poco temerario (y siendo tan inconsciente como era podría ser un indicio de que se tratara de una mala idea) pero la perspectiva de saltar desde esa altura lo seducía tanto como lo hacía la ex delegada. –Ni siquiera me dejaste explicarte la dinámica… –Apoyó el mentón en el hombro ajeno y le dedicó una mirada lastimera, como la de un cachorro abandonado un día de lluvia…

_________________



Patronus (Yasei <3):
Cosas de Sirius:



avatar
Mestizo
Mestizo
Mensajes : 840
Mensajes : 840

Volver arriba Ir abajo

Re: Safe and Sound - Priv. Sirius

Mensaje por Claire E. Bennet el Miér Ago 16, 2017 5:18 pm

Ante la mordida nerviosa de la pelirroja, diminutas marcas de dientes quedaron grabadas en la superficie de su boligrafo.  Aquel era un habito terrible. Ya había cobrado la vida de cientos de plumas muggles en el pasado… Desgraciadamente, dejar semejante manía no era una opción plausible para la joven. Mucho menos ahora que sus nervios estaban a flor de piel dados los eventos ocurridos en el Gran Comedor y las consecuencias de los mismos en la próxima audiencia de Sirius.Cualquier cosa despertaba su ansiedad. En ese momento era fácil sentir como eso sucedía a medida que crecía la dureza en sus hombros. Pese a lo anterior, y haciendo un gran acopio de voluntad, Claire se esforzó por resistirse a la tentación de destruir su pluma y opto por alejarle, mordiendo su labio inferior en su lugar.

A diferencia suya, Sirius no parecía seguir hundiéndose en la ansiedad como hacia un par de minutos sino que se relajaba tanto como una persona tan inquieta como él podía hacerlo. Su mente se distrajo rápidamente, recorriendo la habitación con la mirada y explayándose en sonrisas apenas le recordó las grandes aventuras que le esperaban en unos meses.

La mirada verdosa se entrecerró a la mención de las cascadas, pero sus labios la traicionaron con una sonrisa divertida. Era un caso perdido. Pero uno del que no parecía cansarse nunca. Sin poder resistirse a su falso puchero, alargo su mano libre buscando su mejilla para acariciarle. Luego se sobrecogió por inercia y se acurruco mejor contra su pecho. Le gustaba sentir su cuerpo, su calor, su olor… probablemente era incorrecto disfrutar de aquello. Sobre todo ahora que ambos parecían haber acordado (nuevamente, sin palabras de por medio) que retomarían su trato amistoso. Pero no podía evitar ser quien era una vez tomaba la confianza para serlo… no sabía cómo volver a ser solamente su amiga, pero tampoco era capaz de pedirle algo para lo que, quizás, no estaba preparado ni mucho menos interesado. Ni siquiera estaba segura de que ella misma estuviera preparada o interesada. La ambigüedad era su zona segura.  

Ese era uno de los más grandes problemas de las personas despegadas como ella. Podían pasar años compartiendo solo lo necesario con un centenar de personas, viendo cómo estas decidían irse para dar paso a las nuevas, pero entonces llegaba una a la cual, incorrectamente, no sabías como despedir ni mucho menos como mantener…

--- ¿Ah sí?, ¿Cuál es la dinámica? Si me aseguras una donde nuestros cuerpos no queden flotando rio abajo a una muerte segura… puede que lo considere. --- Bromeo, tocando la nariz de Sirius con la punta de su bolígrafo. --- ¿Por qué no puedes considerar opciones menos mortales como las mías? Mira, lo que yo quiero es alimentar a una cría de ave de trueno.


_________________


avatar
Mestizo
Mestizo
Mensajes : 204
Mensajes : 204

Volver arriba Ir abajo

Re: Safe and Sound - Priv. Sirius

Mensaje por Sirius N. Potter el Jue Ago 17, 2017 7:16 am

El gesto de reproche en su mirada le pareció por lejos lo más dulce que había visto aquella semana, más aún porque venía acompañado por una sonrisa fugitiva que le provocó cosquillas en el pecho. Podría haberle costado mucho trabajo dejar de mirarla de no ser porque una caricia suave en su mejilla lo distrajo y durante el breve instante en que su mente estuvo centrada en eso ella se acercó más. Él suspiró, jurando que a esa distancia no le costaría ningún trabajo escuchar el galopar en su pecho o sentir la tensión en su cuerpo. La abrazó como pudo, mordiendo las ganas de hacer cualquier otra cosa más que eso.

Con resignación y tal vez una pisca de tristeza colocó un beso sobre la frente de la pelirroja. Intentó no dirigirle la mirada y pensar en otra cosa y quizá por fortuna o por descuido el recuerdo del juicio inminente acabó por apoderarse de su mente. ¿Qué estaba haciendo? Ya ni siquiera se preguntaba qué hacía allí sino qué hacía reprimiendo lo que sea que quería hacer. Jamás había sido así, nunca antes se había comportado de esa forma y no estaba seguro de que fuera lo más sano para él pero creía que era lo mejor para ella o al menos lo que quería.

Pero si iba a Azkaban probablemente se arrepentiría. ¿Se había arrepentido de algo alguna vez? Frunció el ceño, intentando recordarlo pero ninguna memoria intervino así que tuvo que hacerlo Claire. Le dirigió una mirada cauta mientras las últimas palabras que había pronunciado regresaban a su mente. Ah, el viaje. Ni siquiera sabía si podría hacerlo y en realidad habría preferido olvidar ese detalle. ¿Por qué de pronto todo se había vuelto tan repetitivo?

–Porque mis… –Arrugó la nariz cuando la pluma muggle tocó su rostro y sus cejas se alzaron, dispares, al sentir que estaba húmeda. –¿Me has…? ¿Eso eran babas? –Parecía más divertido que molesto. –¿Alimentar una cría de ave de trueno? ¿Eso no te parece mortal? ¡De acuerdo! –Le robó la pluma y con una sonrisa pícara corrigió la frase para que rezara “Alimontar una cría de ave de trueno”. –Empiezo a creer que tienes algo persuasivo en la saliva… Podría llegar a descartar los fiordos con una condición... –Le entregó la pluma y la estrechó en un abrazo que pretendió ser breve pero que no fue tan fácil de terminar. –Si no puedo ir… Tendrás que hacerlo sin mí, Claire. Alguien tendrá que completar esa lista... –Inspiró profundamente y tomó el rostro de la chica entre sus manos para obligarla a mirarlo. –No te quedes aquí. Vete y… Llévate a Reliquia contigo…

_________________



Patronus (Yasei <3):
Cosas de Sirius:



avatar
Mestizo
Mestizo
Mensajes : 840
Mensajes : 840

Volver arriba Ir abajo

Re: Safe and Sound - Priv. Sirius

Mensaje por Claire E. Bennet el Lun Ago 21, 2017 1:40 am

Cual Occamy que encoge las dimensiones de su cuerpo para adaptarse al espacio del que dispone, Claire se hizo pequeña entre los brazos de Sirius. Lo escucho suspirar casi con resignación para luego depositar un casto beso sobre su frente. ¿Qué significaban esos gestos?, ¿Eran añorantes por su cercanía o, tal vez, solo intentaban ser educados ante una desagradable invasión al espacio personal? Claire giro el rostro, buscando la respuesta a sus preguntas en el semblante ajeno, pero justo en ese momento, Sirius se manifestó con una mueca divertida y comentario acerca de la humedad en la punta de la pluma. La pelirroja parpadeo, sorprendida por haberse olvidado de ese detalle y soltando una risa que la hizo olvidar sus inseguridades pasadas.

--- ¡Fue sin querer! --- Dijo, levantando su mano para limpiar nariz con el reverso de la misma. Luego se fijó en lo que Sirius escribía en su libreta. Le hizo gracia el juego de letras y tachones, pero la sola idea de que él o cualquiera intentara montar un ave de trueno la hizo estremecer.--- Menos mal que esta lista es solo un primer borrador… ---  Comento, aceptando la pluma de vuelta y considerando sugerencias que Sirius no pudiera transformar en retos suicidas… sin embargo, no pudo profundizar mucho en ello, pues los brazos de Sirius la reclamaron una vez más, ahora con mayor fuerza y necesidad… Claire no pudo corresponder y estrecharlo de inmediato. Se le antojaba que hacerlo significaba despedirse de manera demasiado prematura. Solo se quedó allí, en una pieza, mientras Sirius finalmente se apartaba para tomar su rostro y obligarla a encararlo. Le hubiese gustado rehusarse, pero no fue capaz ni siquiera de apartar sus ojos de los ajenos. Estos la dominaban, como siempre solía hacer Sirius sobre cualquiera de sus cercanos.

Contuvo el aliento y lo escucho recitar peticiones dulces y demandantes. En los labios femeninos temblaba un “si”, para ella era muy difícil no ceder a las exigencias del castaño y complacerlo de alguna manera… pero la sola idea de hacerlo le parecía inaceptable. ¿Cómo iba a poder irse por el mundo con todos los demás mientras él se pudría en una celda por un castigo injusto?

---  Sirius, yo… --- Claire trago saliva y finalmente rompió el hechizo de aquella mirada, tomando las manos del mismo para apartarlas de su rostro. Fue en ese momento cuando supo lo que tenía que decir... --- No. No puedo.--- Sentencio, sintiendo como sus manos temblaban. Se sentia dominada por un valor que no había sentido desde que había ido con Harrison a confesar el ataque de septiembre o cuando se había enfrentado al mismo Sirius para exigirle una oportunidad de demostrar su inocencia tras el asunto de la capa. Era una sensación intensa, firme pero al mismo tiempo aterradora… --- No lo voy a hacer. ---  Era una convicción muy similar a la que había experimentado cuando había rechazado a Gale o una que surgía cada vez que tenía que enfrentarse a su padre para forzarlo a ir a San Mungo. --- Esta es nuestra lista. Este es nuestro viaje. No lo hare sin ti. Me quedare a esperarte si hace falta. --- Apretó sus manos. --- Pero no habrá necesidad de ello. ¿Lo entiendes? Hiciste lo correcto en el Gran Comedor. Me salvaste. Nos salvaste. No pueden condenarte por ello. Vas a estar bien. Te prometo que vas a estar bien.

_________________


avatar
Mestizo
Mestizo
Mensajes : 204
Mensajes : 204

Volver arriba Ir abajo

Re: Safe and Sound - Priv. Sirius

Mensaje por Sirius N. Potter el Lun Ago 28, 2017 11:26 pm

Dudó, no solo porque acababa de pedirle que se fuera sin él, también por entregarle su Capa tan fácilmente tratándose de una reliquia familiar. No lo había pensado mucho pero a esas alturas tenía que admitir que lo que sentía por Claire era especial; no podía pensar en eso ahora y en realidad tampoco podía dejar de pensarlo pero asumirlo le estaba costando trabajo y más tiempo del que disponía.

Sus miradas se encontraron durante unos punzantes segundos antes de que ella reaccionara balbuceando su nombre. ¿Podía algo ser tan bonito y doloroso a la vez? Las manos de su amiga tomaron las suyas y deshicieron el agarre, no pudo oponerse a eso, realmente no sabía qué estaba pidiendo aunque tampoco le reconfortó escuchar que se negaba.

–¿Por qué siempre tienes que sacar a relucir tu valentía así? ¿Solo sirve para enfrentarme a mí? –Se quejó de mala gana pensando en lo injusto que le parecía. No era la primera vez que lo pensaba aunque realmente no le molestaba que así fuera. La escuchó reafirmar sus palabras y no pudo contener la emoción. Varias lágrimas rodaron hasta la alfombra antes de que pudiera percatarse de la existencia de las mismas.

Asintió a sus palabras pese a dudar que en verdad ella pudiera hacer algo para impedir que lo condenaran. Podía pretender que estaba segura pero no lo estaba, leía su preocupación en cada gesto y no era simplemente intuición. Aun así sabía que en el fondo sus palabras lo reconfortaban, ¿le importaba lo que unos jueces pensaran de él? Por mucho peso que su opinión tuviera sobre la vida de otros lo cierto es que no, no le importaba. No obstante, aquella pelirroja podía juzgarlo y condenarlo en ese mismo momento y él acataría su sentencia sin pensarlo.

Volvió a cubrirlos a ambos con la manta de color claro y sus brazos la rodearon en un gesto protector. Su rostro descansó en aquel cuello protegido por una cascada de cabello rojo haciendo allí su santuario personal. Aferró el cuerpo de la chica al suyo, acomodándola sobre sus piernas sin importarle lo incorrecto que pudiera ser, tal vez demasiado consciente de su necesidad de cercanía. Dejó pasar el tiempo mientras disfrutaba del calor y el olor que desprendía su cabello evocando una lejana noche de verano.

Apoyó los labios sobre la piel y los deslizó suavemente hacia el oído.

–Te quiero. –Susurró, traicionado por su propia intención de formular un agradecimiento y no aquellas incómodas palabras. Apoyó su mentón sobre el hombro ajeno y suspiró como si acabara de liberar peso muerto. –La idea era saltar… Con escoba en mano. Sé que odias las alturas pero deberías considerarlo. Salta conmigo, te prometo que estaremos bien.

_________________



Patronus (Yasei <3):
Cosas de Sirius:



avatar
Mestizo
Mestizo
Mensajes : 840
Mensajes : 840

Volver arriba Ir abajo

Re: Safe and Sound - Priv. Sirius

Mensaje por Claire E. Bennet el Sáb Sep 09, 2017 10:11 pm

Una expresión de asombro domino su rostro cuando se percató de las lágrimas de Sirius. Estas no eran pocas ni disimuladas, cortaban sus mejillas y caían de su mentón. No estaba segura de haberlo visto llorar así antes. No de frente al menos. Ni siquiera en el funeral de su prima tras el ataque de los lobos. O en el accidente en el Gran Comedor.

La pelirroja pensó en su charla a través del espejo… Ella sí que había llorado en ese momento y, aunque le había parecido ver humedad en los ojos ajenos, no podía estar segura del todo. En aquel momento no había dudas de nada. Lo veía llorar, lo sentía temblar y lo escuchaba vacilar. Era tan vulnerable… ¿Cómo podía ella ayudarlo con sus mediocres consuelos? Sus manos apretaron las ajenas, como si al hacerlo pudiera transmitirle el consuelo que sus balbuceantes labios no podían pronunciar.

--- Estas exagerando. --- Aseguro con un susurro. Y pese a su miedo y ansiedad, no pudo evitar sonreír tras escuchar su réplica acerca de que siempre lo enfrentaba. Ciertamente lo había hecho un par de veces, pero aquello no se comparaba con todas las otras donde había cedido a sus ideas. --- ¿Olvidas esa torre roja y dorada? --- Le recordó con dulzura, cediendo dócilmente a su intención de cubrirlos de nuevo con la frazada.

Sirius tenía razón en algo y eso era que la relación con él era muy diferente a las que había tenido en el pasado. No se sentía diminuta como le sucedía cuando estaba con Gale. Ni tampoco se consideraba la adulta que siempre tenia que mostrarse equilibrada como cuando estaba con Aiden.  Con Sirius había cierta condición de igualdad que le permitía dejarse llevar por sus sentimientos y no por la angustia de gobernarlos. Podía ser su fénix llorón o la orgullosa delegada, daba igual, Sirius sabia como enfrentarse a ambas.

Soltó un suspiro cuando el castaño la subió sobre su regazo y la estrecho entre sus brazos. Sus manos buscaron su cabellera y le acariciaron en un gesto conciliador, atrayéndolo luego hacia su cuello para ayudarle a ocultarse. Esta vez el silencio no fue tan incómodo como la primera vez, sino que resultaba tan natural como la familiaridad que ella sentía al abrazarlo.

Un escalofrió la recorrió al sentir el roce de los labios ajenos sobre su cuello, haciéndole evocar recuerdos que la sonrojaron por un instante. Era extraño, pero no se había dado cuenta de cuanto extrañaba su calor y su efusividad hasta ese momento que volvía a tenerle.

--- ¿Quieres que salte? --- Formulo tras tragar saliva y cerrar sus ojos con fuerza. --- Me lo pensare… solo si me dices otra vez que me quieres.--- Luego abrio sus ojos y descanso la mirada en los pajaros que dormían en su techo. --- Quedate hasta mañana. Duerme conmigo esta noche.

_________________


avatar
Mestizo
Mestizo
Mensajes : 204
Mensajes : 204

Volver arriba Ir abajo

Re: Safe and Sound - Priv. Sirius

Mensaje por Sirius N. Potter el Mar Sep 19, 2017 11:25 pm

Sintió la piel que tocaba su rostro vibrar al son de las palabras que ella pronunciaba y sonrió con regocijo al percatarse de la intimidad de aquella proximidad. Ubicado en un punto donde podía leer cada signo que a la vista resultaban invisibles –como la respiración o el nerviosismo que admitía al tragar de forma apresurada– se entretuvo allí un buen rato. La tensión en su piel era un regalo para sus caricias y una historia conocida y fácil de interpretar. Mucho más que las palabras, sobre todo las de Claire que nunca respondían o lo hacían de una forma vaga y enigmática.  

Sonrió pero su respuesta demoró lo que ella tardó en volver a hablar. Objetar que un “te quiero” de su parte valía al menos tres saltos lo distraía demasiado de la comodidad de aquel nuevo refugio y no quería replicar. No quería hablar. No quería moverse. No quería irse tampoco así que asintió como primera respuesta pero no hubo variaciones en su postura durante un rato que dejaron creer que no había entendido el mensaje.

–Me lo pensaré si me dices que me quieres. –Realmente ni siquiera creía que lograra conciliar el sueño esa noche, tenía la mente demasiado cargada y el ánimo inquieto, dormir había estado descartado desde el inicio pero no lo aclararía en ese momento.

Pese a lo que creía, a sus deseos de continuar escondido en el perfume de su pelo y la suavidad de su piel, se alejó para mirarla. Toda ella representaba, de alguna manera, descanso, refugio y consuelo. Le gustaría haberle dicho que se quedaría con ella esa noche y todas si se lo pedía pero no le pareció justo, teniendo en cuenta el juicio y sus posibilidades. Le costó no volver a estrecharla al pensar en eso y, en cambio, deshizo el abrazo.

Asintió apenas y la ayudó a incorporarse. Tomó la escoba y la dejó bajo la cama, no quería que se estropeara o que molestara. Dejó su morral con la Reliquia de su familia, el Mapa del Merodeador y la Pluma de la Suerte colgando del respaldo de la cama.

–¿Está bien si lo dejo aquí? –Preguntó. –¿Ninguno de tus amiguitos es amante de lo ajeno, no? –Sonrió, las pisadas en la alfombra evidenciaban que aquel era territorio neutro.

Quitó los almohadones de la cama y abrió las mantas para meterse en el interior. Si había un nivel de invasión más allá de eso lo desconocía. Era ilógico, había compartido su cama en la torre muchas veces con ella, la de su casa una vez… ¿Por qué era distinto para él hacerlo allí? ¿Por lo mismo que las habitaciones de las chicas estaban prohibidas?

Suspiró, alejando ese hilo de pensamiento de su mente y hundiendo su rostro en la almohada, el aroma al cabello de su amiga impregnaba la tela de una forma tan concentrada que pensó en llevársela de suvenir. En solo unos segundos su mente se transformó en un sitio más apacible, era un aroma realmente mágico. A pesar de su comodidad alzó la mirada al sentir la proximidad de los pasos de Claire.

–Esta vez… –Comenzó a decir mientras desataba su bata y la jalaba hacia él para atraerla bajo las sábanas. –Te toca a ti cuidarme.

_________________



Patronus (Yasei <3):
Cosas de Sirius:



avatar
Mestizo
Mestizo
Mensajes : 840
Mensajes : 840

Volver arriba Ir abajo

Re: Safe and Sound - Priv. Sirius

Mensaje por Claire E. Bennet el Vie Sep 22, 2017 11:49 pm

Cuando era niña, Claire solía tumbarse boca arriba sobre su cama para mirar con anhelo envidioso a los pájaros que dormían en el tapiz. Inquieta como era entonces, le costaba mucho conciliar el sueño y por tanto pasaba horas observando a aquellas criaturas  aladas. Conocía cada detalle sobre ellas, cada color y cada patrón en su plumaje. Incluso era capaz de predecir su comportamiento. Despertaban poco antes del amanecer con un suave canturreo para luego volar de forma perezosa en busca de los primeros rayos de sol. Revoloteaban por toda la habitación en los días cálidos o dormitaban en las esquinas en los lluviosos. Con frecuencia la vigilaban mientras hacia sus quehaceres y cuando algún desconocido ingresaba a la alcoba se quedaban abruptamente estáticas, procurando pasar desapercibidas hasta que este se marchara. En ocasiones muy especiales jugaban con sus criaturas o hacían coro a las canciones que despistadamente ella misma  canturreaba.

Hoy en día, podía decir que adoraba a sus aves, pero antes estas le habían generado muchos sentimientos encontrados. A veces había jugado con ellas, pensando que eran un regalo de su madre para acompañarla. Otras tantas había deseado arrancarlas de tajo de los muros porque le recordaban lo que no tenía.
Estrujo a Sirius con más fuerza al pensar en todo lo anterior y, durante un buen rato solo se quedó así, dedicándose a disfrutar de su calor, su olor y su voz risueña. Era extraño recordar su solitaria infancia mientras lo abrazaba precisamente a él. Alguien que había tenía una niñez totalmente opuesta a la suya. Siempre rodeado de tanta familia… ¿Habría tenido Sirius algún momento de soledad como los suyos?
Se apartó luego de un rato, con reticencia y curiosidad. ¿Por qué no preguntárselo? No lo hizo al final, sino que acabo sonriendo y distrayéndose cuando este le pidió un “te quiero”.  Lo que en un principio era una confesión temerosa ahora era una especie de juego cómplice.

--- No es justo. Yo lo pedí primero. --- Replico poco antes de que ambos se incorporaran del suelo.
Por un momento temió que Sirius quisiera irse, pero la alarma se extinguió de su mente cuando lo observo ordenando sus cosas. El castaño se movía por la habitación con total desenvoltura, como si la conociera… Por eso ella misma se sorprendió cuando este voltea a verla para preguntarle si estaba bien el lugar donde había dejado su mochila.  Asintió una sola vez para después aclarar…--- Mis “amiguitos” no duermen aquí.

No pudo evitar dejar escapar una ligera carcajada cuando lo vio recostarse sobre su cama. Rápidamente callo. No quería despertar a su padre.

---  ¿Estas cómodo? --- Camino a la cama y, lo que pretendía ser un acercamiento cauteloso,  término en un jalón a su bata y la pérdida de su equilibrio. Cayó casi sobre él, provocando que un nuevo carmín pintara sus mejillas. --- …. Si yo soy la que va a cuidarte… --- Dijo luego de un rato. --- entonces tienes que dejar que lo haga a mi manera. ---  Añadió, metiéndose del todo bajo las sabanas. Una vez allí se sacó su bata para quedar en un camisón. Alargo su brazo para dejar la tela sobre su buro y, tras dudar un momento, apago la lámpara de noche.

No se giró hacia Sirius inmediatamente. Su nerviosismo se permitió reaparecer ahora que la oscuridad le ocultaba.

---  Si todo se arregl… Cuando mañana todo se arregle --- Aclaro. ---  Vamos a terminar esa lista. ¿De acuerdo? Y la cumpliremos de principio a fin.  --- Hasta ese momento se giró hacia él, buscando con el tacto sus brazos, su cuello y su rostro. Lo acerco entonces… iba a besarlo, pero temió que hacerlo pareciera o significara una despedida.--- Te quiero, Sirius… Ahora cierra los ojos y duerme. Yo cuidare tu sueño

_________________


avatar
Mestizo
Mestizo
Mensajes : 204
Mensajes : 204

Volver arriba Ir abajo

Re: Safe and Sound - Priv. Sirius

Mensaje por Sirius N. Potter el Mar Oct 03, 2017 9:40 am

Sonrió cuando con solo jalarla la hizo perder el equilibrio y la recibió con un beso sobre las mejillas deliciosamente coloreadas. Escuchó sus palabras enarcando una ceja, a punto de preguntar en qué términos tenía permitido quedarse, dispuesto a negociar.

La observó meterse a la cama y despojarse por completo de su bata; su imaginación, mucho más rápida que el resto de su mente, inmediatamente alabó con picardía aquel gesto. Cuando la luz se extinguió y ambos quedaron en un silencio estacionado se preguntó si acaso, después de tanto tiempo, habría cambiado de parecer.

Nuevamente su voz se abrió camino, esta vez en la oscuridad. Podía sentirla, casi predecir los movimientos que hacían sus ojos en la oscuridad y los gestos que seguramente acompañaban aquellas palabras.

–Promesa. –Le habría gustado decirle en ese momento que su lista era demasiado larga y demasiado extrema como para ponerla sobre papel porque no le importaba ningún qué o ningún dónde, solo quería que estuviera ella.

A pesar de sus pensamientos no podía quererla a sangre fría, tenerla allí, rozando su piel y sintiendo el olor de su cuerpo y el calor de su aliento tan cerca le dolía. No podía por más que intentara pensar en otra cosa, apartar la atención del roce de sus manos buscando su rostro y pensar en acuerdos y promesas. Inspiró profundamente, más desesperado que nunca por encontrar un pensamiento lo suficientemente fuerte y desagradable que calmara la electricidad en su piel y el fuego en su sangre… Sin mucho éxito.

Soltó el aire de forma entrecortada, llevando las manos a las caderas de la chica que la ciñeron con fuerza mientras deseaba atraerla hacia él y a la vez se esmeraba en mantenerla prudentemente alejada; un ligero temblor en los músculos de sus brazos se manifestó a raíz de la lucha de intereses que se desataba en su cuerpo. Tragó saliva, humedeciendo sus labios para poder hablar aunque todas las palabras en su boca parecían quemarle la garganta.

–De acuerdo. –Suspiró, empujando un poco a la chica para darse espacio a cambiar la postura y ocultar lo confundido que estaban su cuerpo o su mente en ese momento, no tanto por vergüenza pero sí por orgullo y por no saber manejar el deseo frustrado o la idea de no ser capaz de contenerse ante un miserable roce. Quería evitar tener que dar explicaciones o que pensara que no entendía que eran solo amigos y que una cama lo confundía o significaba más que solo una cama…

La única solución viable en esos momentos era una ducha fría y que una Bludger le golpeara en la cabeza. Podía jurarlo. Por muy valiente que fuera, por mucho que estuviera dispuesto a herir o ser herido por ella, su corazón era cobarde y la sola idea de un rechazo le dolía más que desangrarse.

–También te quiero… –“A mi manera”, pensó, dándole la espalda. –Procuraré no despertar a nadie al marcharme. –Gesticuló un improperio o dos dedicados a sí mismo deseando huir en ese momento. ¿Cuánto haría falta esperar? Y fundamentalmente ¿por qué? –Gracias, Claire. Intenta descansar un poco tú también, tenemos un pequeño trámite en unas horas y te necesito conmigo. –Intentó bromear y pretender que estaba dispuesto a dormir pero si no lo había logrado antes menos lo haría ahora, sintiéndola tan cerca en una distancia tan cerrada y pensando en hacer muchas cosas en esa cama que nada tenían que ver con dormir.


¡FIN!

_________________



Patronus (Yasei <3):
Cosas de Sirius:



avatar
Mestizo
Mestizo
Mensajes : 840
Mensajes : 840

Volver arriba Ir abajo

Re: Safe and Sound - Priv. Sirius

Mensaje por Contenido patrocinado

Contenido patrocinado

Volver arriba Ir abajo

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba

- Temas similares

 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.